Los ancianos tienen una mayor fragilidad a los efectos de la contaminación debido al deterioro que ya supone el envejecimiento, tanto en los mecanismos de defensa como en el propio funcionamiento de los distintos órganos y sistemas. Diversos estudios nos llevan a la conclusión de la negativa...