Asma, segundo motivo de consulta alergológica

Asma, segundo motivo de consulta alergológica

A nadie le resulta especialmente complejo señalar al menos a una persona que padezca asma de nuestro entorno. Todos sabemos el hándicap que supone enfrentarse cada día a un problema de salud tan limitante como el que concierne a una idónea respiración. No en vano el asma es el segundo motivo de consulta alergológica.

Identificamos paciente asmático con una persona que padece un trastorno respiratorio que se caracteriza básicamente por la dificultad que supone respirar, haciéndolo de forma silbante y al que le falta el aire.

No dudamos que no se puede curar, pero que sí puede controlarse. Pero, ¿sabemos las cifras que se barajan en España? La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica -SEAIC- nos las desgranan.

A grandes rasgos podemos afirmar que el asma continúa siendo el segundo motivo de consulta alergológica en España y la rinitis alérgica, por su parte, y según el Informe Alergológica 2015, se consolida como la principal causa por la que los españoles acuden al alergólogo.

Se celebró el Día Mundial del Asma bajo el siguiente lema: Asthma: better air, better breathing -Asma: mejor aire, mejor respiración-.

Las cifras ponen de manifiesto que nos enfrentamos a un serio problema de salud, si nos atenemos a las reveladoras cifras.

El asma se ha convertido en el segundo motivo de consulta entre los pacientes que acuden por primera vez a una consulta de alergología, según señala el presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica -SEAIC-, el doctor Joaquín Sastre.

Este dato se desprende del informe «Alergológica 2015», realizado por la SEAIC entre más de 300 especialistas alergólogos de todo el país con cuestionarios realizados a 2.914 pacientes.

El documento, que fue presentado en 2017 en Madrid, señala que el 23% de los pacientes que acuden por primera vez a una consulta de alergología lo hacen siendo el asma el motivo principal de su consulta, cifra que ha descendido ligeramente desde 2005, fecha del último informe, cuando se registró un 28%.

«En los niños, 8 de cada 10 casos de asma son de origen alérgico y en los adultos más de la mitad.»

Por delante de esta patología se encuentran únicamente las consultas por rinitis alérgica. El asma es una enfermedad crónica cada vez más frecuente.

Se calcula que la padece el 5% de la población adulta y el 10% de los niños y adolescentes en países industrializados; se caracteriza por la aparición de episodios de dificultad respiratoria -crisis o ataques-, generalmente asociados a otros síntomas como tos, pitidos al respirar y sensación de ahogo.

En muchos casos la enfermedad aparece como respuesta a determinados estímulos que producen alergia: polen, ácaros del polvo, epitelios de animales, ciertos alimentos, etc.

“El asma es una enfermedad de origen alérgico en la mayoría de las ocasiones. En los niños, 8 de cada 10 casos son asma alérgica y en los adultos más de la mitad”, asegura el doctor Julio Delgado, presidente del Comité de Asma de la SEAIC.

De hecho, en el estudio Alergológica 2015, en más del 80% de los pacientes diagnosticados de asma se comprobó una causa alérgica.

La SEAIC quiere poner de manifiesto la necesidad de que pacientes y alergólogos se enfrenten a la enfermedad de manera cooperativa. “El asma, como enfermedad crónica, necesita de una actitud activa por parte de médicos y afectados”, comenta Delgado.

Según explicó el presidente Julio Delgado, “es la obligación del alergólogo establecer el tratamiento más idóneo de forma individualizada, a la carta”, si bien “las personas asmáticas no deberían limitarse a recibir el tratamiento prescrito».

Lo que deben hacer es «asumir su patología y ser conscientes de la importancia del cumplimiento del tratamiento de mantenimiento, independientemente de presentar o no síntomas”, recuerda el doctor Delgado.

Detectar la enfermedad a tiempo y conocer los tratamientos adecuados a través de un profesional para poder convivir con ella resultan claves.