Ancianos y contaminación

Ancianos y contaminación

Los ancianos tienen una mayor fragilidad a los efectos de la contaminación debido al deterioro que ya supone el envejecimiento, tanto en los mecanismos de defensa como en el propio funcionamiento de los distintos órganos y sistemas. Diversos estudios nos llevan a la conclusión de la negativa relación que se establece entre ancianos y contaminación cuando hablamos de salud.

En artículos anteriores hemos comentado la mayor vulnerabilidad de los niños a los efectos de la contaminación por la inmadurez tanto del sistema inmune como del árbol respiratorio. En este artículo nos centramos en el colectivo de los ancianos.

De esta manera tanto niños como ancianos parecen estar afectados por igual por los contaminantes atmosféricos, véase como ejemplo el siguiente estudio: «Enfermedades respiratorias en relación con la contaminación del aire en Kanpur, India”.

Así, el dióxido de nitrógeno -NO2- y el material particulado PM2,5 guardan relación con el desarrollo de cáncer de pulmón, aumentando el riesgo de mortalidad un 6 % y un 4 % la posibilidad de neoplasias pulmonares, por cada aumento de estos contaminantes en 10 microgramos/m3: “Cáncer de pulmón, mortalidad cardiopulmonar y exposición a largo plazo a partículas finas del aire contaminado”.

Un estudio realizado en Roma sobre mortalidad durante del 2001 al 2010 demostró que los problemas cardiovasculares fueron responsables del 40 %, en estrecha relación con la exposición a NO2 y PM2,5.

Por su parte, en cuanto a patología cerebrovascular fue responsable del 4 % de las muertes, demostrándose una relación significativa con PM2,5 pero no con NO2; las demás causas de mortalidad fueron enfermedades respiratorias -6 %- y cáncer -8 %-.

Para más información léase: “Exposición a largo plazo a aire contaminado en ciudades y mortalidad en una cohorte de 10 millones de adultos en Roma”.

En una revisión llevada a cabo por Hoek G. et al Hoek G, Krishnan RM, Beelen R, Peters A, Ostro B, Brunekreef B, “Exposición a largo plazo a contaminación atmosférica y mortalidad cardio-respiratoria: una revisión”, se encontró relación entre exposición a dióxido de nitrógeno e infarto agudo de miocardio fatal, debido posiblemente al efecto acelerador de dicho contaminante en el proceso aterotrombótico.

Escrito por: Aida Maestro, nº colegiada 333310496