Alergias en la infancia y contaminación

¿Existe relación entre alergias en la infancia y contaminación? Las enfermedades crónicas con mayor prevalencia en la infancia son el asma y las alergias.

Existen múltiples estudios que evidencian la asociación entre contaminación atmosférica y desarrollo e, incluso, exacerbación de patología respiratoria, como neumonía u otitis media aguda, sobre todo en los dos primeros años de vida.

Para ampliar esta información, léase:

Algunos estudios establecen la relación entre contaminación atmosférica mantenida y desarrollo de asma e incluso rinitis alérgica o eccemas, fundamentalmente por la mayor vulnerabilidad de los niños, debido a la inmadurez de sus sistemas inmune y respiratorio: “M.Guarnieri, J.Balmes. Contaminación del aire y asma. Lancet., 383 (2014), pp. 1581-1592”.

Así, el dióxido de nitrógeno procedente del tráfico, es un factor de riesgo de desarrollo de enfermedades respiratorias, al producir inflamación e hiperreactividad bronquial.

Además, la exposición a contaminantes del aire en niños y niñas con antecedentes familiares de alergias, se asocia a una mayor sensibilización a pólenes, así como a la aparición de tos persistente, sobre todo nocturna, en el segundo año de vida en niños/as con antecedentes familiares: «Impacto de la contaminación del aire en las alergias. Septiembre 2011».

Esto es debido a que la inflamación bronquial que conlleva, da a lugar a un aumento de producción de moco, responsable de la tos:

Pero, no sólo la exposición durante la infancia, también la exposición prenatal, que se asocia con un deterioro en el desarrollo de los pulmones y una menor función pulmonar, ya presente cinco semanas después del nacimiento, lo que da lugar a una menor salud respiratoria durante la infancia y, por tanto, a una mayor morbilidad respiratoria.

Escrito por: Aida Maestro, nº colegiada 333310496