Actuación de los contaminantes atmosféricos en las vías respiratorias

Actuación de los contaminantes atmosféricos en las vías respiratorias

¿Cómo actúan los contaminantes atmosféricos en las vías respiratorias? Son varios los mecanismos, pero podríamos resumirlos en dos: alteración de los mecanismos de defensa propios del sistema respiratorio y estrés oxidativo.

  • Alteración de los mecanismos de defensa propios del sistema respiratorio: los distintos contaminantes del ambiente pueden afectar a la composición o la producción de mucus y alterar la función del epitelio ciliar -que es el recubrimiento de la pared del árbol respiratorio, encargado de remover los microorganismos y sustancias nocivas-.

Además, pueden afectar a las células sensoriales que “conectan” con el epitelio de las vías respiratorias, lo que tendrá como consecuencia final una “hiperreactividad” bronquial. Es decir, una respuesta exagerada de nuestros bronquios, lo que conlleva a una disminución del calibre de los mismos. Esto, unido a un aumento de la producción de moco, puede ocasionar asma, tos y aumento de las secreciones respiratorias: «F.C. Goldizen, P.D. Sly, L.D. Knibbs. Efectos respiratorios de la contaminación del aire en niños. Pediatr Pulmonol».

En la vía respiratoria inferior, afecta a la segunda línea de defensa: los macrófagos -las células responsables de la “limpieza” de los alveolos, que son las unidades terminales del árbol respiratorio- y la capa de células responsable del intercambio de gases. Si la inflamación se mantiene en el tiempo, es decir, se cronifica, se produce un engrosamiento de la barrera alveolo-capilar, dificultando el intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.

  • Estrés oxidativo: Muchos de estos contaminantes son fuertes oxidantes, lo que lleva aparejadas alteraciones químicas y celulares, que llevan en último lugar a un daño celular, siendo especialmente vulnerables en este caso los niños, por tener un sistema de defensa antioxidante aún inmaduro.

Así, un gran estudio llevado a cabo en EEUU, que investigó la relación entre mortalidad infantil por causa específica y la exposición a material particulado -MP o PM- y gases contaminantes, que incluyó 3.5 millones de nacimientos, encontró que la exposición a MP es un factor de riesgo para muerte postneonatal por causa respiratoria, y sugirió que el ozono está asociado con el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante.

Para acceder a los estudios pinche en los siguientes enlaces:

Estas alteraciones de la vía respiratoria secundarias a la exposición a contaminantes atmosféricos, son responsables del aumento sostenido en la prevalencia de asma en las últimas décadas -no es plausible una explicación debida a cambios genéticos en tan corto plazo-: «A.M. Gowers, P. Cullinan, J.G. Ayres, H.R. Anderson, D.P. Strachan, S.T. Holgate, et al. ¿La contaminación al aire libre induce nuevos casos de asma? Plausibilidad biológica y evidencia; una revisión. Respirology 2012».

En definitiva, tal y como muestran múltiples estudios, existe una relación evidente entre los contaminantes atmosféricos y la alteración de los mecanismos de defensa analizados.

Escrito por: Aida Maestro, nº colegiada 333310496